images

Declaración de la Convergencia México Mejor sin TLC´s sobre el Acuerdo USMCA

  • Tenemos el derecho de conocer el contenido e implicaciones de lo negociado con Estados Unidos y Canadá
  • Tenemos el derecho de conocer los textos finales, oficiales y en nuestro idioma.
  • Tenemos el deber de analizar y discutir su conveniencia para el futuro de México.

Como Convergencia “México mejor sin TLCs” afirmamos que presentar un texto sin terminar, sin revisión jurídica, sin traducción oficial, para que lo revise el Senado, no sólo no es legalmente válido, sino que es una burla a la sociedad mexicana y a sus órganos legislativos.

Los funcionarios de la Secretaría de Economía, negociadores de la llamada “modernización” del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), han desplegado una campaña de propaganda sobre supuestos triunfos alcanzados. Asimismo, han entregado al Senado Mexicano y puesto a disposición de la opinión pública ,una serie de supuestos resúmenes en español de los capítulos negociados, cuyo contenido no refleja la verdadera naturaleza de lo comprometido, ni mucho menos un balance objetivo u orientador del potencial impacto que tiene todo lo acordado hasta ahora.

El engaño u ocultamiento de parte del gobierno de Enrique Peña Nieto persiste. Lo que está publicado en la página de la Secretaría de Economía como “Resultados de la modernización del acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá”, desde el 1º de octubre de 2108, son dos documentos que no cumplen con la exigencia legal ni los principios de transparencia mínimos. El primero es una serie de resúmenes sin ninguna validez legal, ni de utilidad para el análisis serio de lo negociado. Es simple propaganda política, pues plasma únicamente aspectos positivos pero que no tienen ninguna utilidad para el estudio serio y profesional por parte de la población mexicana, ni permiten al Senado de la República realizar una revisión y análisis para cumplir con sus obligaciones y atribuciones legales. El segundo es un texto completo no oficializado sin concluir y en idioma inglés.

La justificación del gobierno de no poner a disposición pública, ni siquiera del propio Senado, los textos negociados en idioma español y bajo la aclaratoria de que están sujetos a cambios, es inaceptable e ingenuo. La misma página aclara con una nota inicial:“estos textos se publican con fines informativos, pueden sufrir modificaciones adicionales, están sujetos a revisión legal y se entienden sin perjuicio del resultado final del acuerdo entre las Partes.”

Es inadmisible que entreguen sólo un texto que puede ser modificado cuando se haga una revisión supuestamente técnica, jurídica y/o de homologación de las traducciones. Eso mismo ocurrió en 1993 con el TLCAN original, y resultó que de dicha “revisión técnica”, aparecieron y desaparecieron artículos en diez capítulos, pues, tras la elección de Clinton y la entrada de un nuevo Congreso con mayoría demócrata, se introdujeron varias modificaciones de fondo y se incorporaron los acuerdos paralelos para responder a los intereses de los cabilderos y sus electores.

El Senado Mexicano debe esperar a tener un texto oficial, difundirlo, escuchar la opinión de todos los sectores económicos y sociales que han sido afectados, y sólo después de ello, votar su aprobación o no. Más aún. Dado que una vez firmado por el Presidente, el Senado no puede más que aprobarlo o rechazarlo en paquete, sin modificación alguna, no debe firmarse hasta que sea conocido y discutido el texto oficial por la sociedad. Es inaceptable que el gobierno mexicano pretenda fingir que informa a la sociedad con un resumen propagandístico y un texto no final en inglés.

Asimismo, consideramos menester que las organizaciones de la sociedad civil sean involucradas en este proceso de revisión, pues si bien es una tema complejo para la ciudadanía en general, diversas organizaciones ya han manifestado críticas y propuestas concretas, como son las enfocadas en temáticas de derechos digitales, medio ambiente, agroalimentarias, derecho humanos, entre otras.

El Presidente Donald Trump lo ha presentado como un gran triunfo en favor de los intereses transnacionales de los EUA, fortaleciendo una política comercial proteccionista y reduciendo el déficit comercial de ese país, imponiendo la agenda de “América primero”

Por información de organizaciones cercanas, desde Estados Unidos y Canadá, estamos en condiciones de afirmar que el gobierno mexicano no logró acuerdos favorables para nuestro país, a diferencia de sus homólogos. Concretamente, Canadá fue exitoso en tener condiciones diferenciadas para su industria láctea, logró preservar los mecanismos de solución de disputas por dumping del capítulo 19 del TLCAN, entre otros acuerdos positivos.

Por lo tanto, algunas interrogantes que debemos hacer al gobierno mexicano y a los Senadores de nuestro país, son ¿Cuál es el texto real de lo acordado entre los Estados Unidos y México, lo mismo que entre Estados Unidos, México y Canadá? ¿En qué se diferencia lo acordado entre Estados Unidos y México, y lo acordado entre Estados Unidos y Canadá?

El USMCA será un acuerdo que profundizará las asimetrías sociales, tecnológicas y económicas de México con los otros países en perjuicio de la población mexicana. Los responsables del gobierno mexicano carecieron de una estrategia nacionalista de negociación, subordinaron la soberanía y la autodeterminación, a las necesidades empresariales y políticas de los Estados Unidos, aceptaron la estrategia de negociación bilateral impuesta por Donald Trump (divide y vencerás), y alcanzaron acuerdos que dañarán a las y los trabajadores, campesinos y pequeños empresarios del país.

De acuerdo a lo anterior hoy más que nunca cobran mayor vigencia nuestras demandas de que:

  • El gobierno de Enrique Peña Nieto tiene la obligación de poner a disposición de la sociedad mexicana los textos finales negociados en español de los 34 capítulos, los 4 anexos y 12 cartas paralelas que supuestamente integran el USMC, mismos que estarán listos a finales de noviembre.
  • Enrique Peña Nieto no debe firmar este Tratado sin dar un espacio para la discusión en la sociedad y al Senado sobre el texto final ya que como hemos dicho una vez firmado el Senado no puede más que decir si o no al paquete entero. Si el texto final se conocerá a unos días de terminar su gobierno, debe dejatse la firma para el nuevo gobierno
  • El equipo observador del gobierno electo y algunos Senadores deben explicar los motivos por los cuales han manifestado tanto beneplácito ante un Tratado del que no conocen su texto final, La participación de algunos Senadores en la negociación fue muy acotada. Los observadores del próximo gobierno sólo participaron en los temas finales. ¿Ya tienen un conocimiento profundo y exaustivo para recomendar al proximo presidente que se firme. Si es así que lo expongan en detalle a la sociedad en foros sobre cada uno de los temas.
  • La Convergencia “México mejor sin TLCs”  considera que mucho de lo negociado es incompatible con el proyecto de nación propuesto por el Presidente electo, quien habló de un acuerdo de cooperación para el desarrollo, no de un tratado de libre comercio. Este cambio, deja la dinámica de la economía a la ley del más fuerte y limita severamente la capacidad del Estado de conducir un proyecto de nación y regular la economía para que beneficie a todas y todos, y no sólo a una cúpula empresarial.
  • Emplazamos al Gobierno de Enrique Peña Nieto y a la LXIII Legislatura del Senado de la República a que difundan ampliamente a la población mexicana los textos finales del USMCA, que se establezcan espacios de discusión y análisis con todos los sectores de la población antes de firmarlo. Una consulta o debate nacional sobre un tema que afecta a la nación y las condiciones de vida de la población es indispensable, aunque dicho ejercicio democrático retrase su firma para el gobierno que inicia en diciembre.

 

Atentamente

 

Convergencia de Organizaciones Sociales “México Mejor Sin TLCs”

 

Ciudad de México a 6 de octubre de 2018.

Compartir en:
Publicado en Boletines y etiquetado , , , .