Sindicatos auténticos son fundamentales para buen funcionamiento de la inspección laboral.

5 de septiembre 2020

Por Silvia Arzate y Gabino Jiménez /MRMT

La inspección laboral incide de manera directa en la productividad de las empresas y en la calidad de vida de las y los trabajadores, tanto en el centro de trabajo, como en su vida cotidiana, coincidieron Rosalba Calva, secretaría general del STINCA-RURAL; Inés González Nicolás de la Fundación Friedrich Ebert México; Lorenzo Roel, de la Comisión Laboral del CCE; y José Antonio Mejía, experto en Inspección Laboral.

Otro punto de convergencia fue que durante la pandemia, la inspección laboral ha sido revalorada en su función para proteger los derechos laborales, la salud y la vida de las personas trabajadoras,  así como por la reestructura en las formas de trabajo, en particular con el teletrabajo. No obstante que la mayoría de las personas trabajadoras no conocen sus derechos, porque sus sindicatos son de protección patronal.

Durante el seminario virtual “La inspección laboral y el COVID-19. De la crisis a la oportunidad” organizado por la Fundación Friedrich Ebert México, los especialistas afirmaron que no obstante el papel fundamental que debe tener la inspección laboral, ésta ha enfrentado obstáculos para su plena ejecución entre otros la de un presupuesto adecuado y de falta de personal suficiente.

Inspecciones con perspectiva de género.

La reforma laboral representa una oportunidad para que las inspecciones se hagan no solo en los temas de embarazo y lactancia,  sino de discriminación y violencia de género que repercuten en la salud de las trabajadoras y las hacen menos productivas, pero sobre todo por los daños que les dejan a quienes las sufren, por lo que ahí radica la importancia de la inspección para que se hagan valer los protocolos en la materia.

José Antonio Mejía, destacó que la inspección laboral cuenta con mala fama y ha sido poco entendida y valorada en su naturaleza, importancia, dimensión y facultades, pues no se trata de una función punitiva, sino de procurar mejores centros de trabajo, productivos y trabajadores sanos, seguros y bien capacitados.

El especialista recomendó crear comisiones mixtas que sirvan de ayuda a la inspección laboral, pues gran parte de las visitas a los centros de trabajo se derivan de quejas, pero su papel no es de investigación, de ahí la importancia de las comisiones mixtas.

Lorenzo Roel Hernández, de la Comisión Laboral del Consejo Coordinador Empresarial, señaló que la inspección del trabajo federal se ha encargado de revisar las condiciones generales de trabajo y de seguridad, higiene y salud en el trabajo y ahora también le corresponde aspectos de derechos de sindicación y negociación colectiva.

Asimismo hizo énfasis en las obligaciones patronales como la de implementar un protocolo para prevenir la discriminación de género y atención de casos de violencia y acoso u hostigamiento sexual; y de facilitar los procedimientos de consulta de legitimación de las directivas sindicales.

Se sumó al punto de vista de Antonio Mejía, en que la mayoría de las personas trabajadoras no conocen sus derechos, y las que tienen sindicato por lo general son de protección patronal.

Rosalba Calva, Secretaria General del STINCA-RURAL y de la Coordinación Nacional del Frente Auténtico del Trabajo (FAT) señaló que la inspección laboral estaba secuestrada, no se hacía de manera congruente como lo marca la Ley Federal del Trabajo. Entre otros factores por el número reducido de inspectores .

Sin embargo, en un nuevo escenario, afirmó, la inspección laboral representa para las personas trabajadoras una posibilidad para garantizar que su patrón cumpla con su obligación de darles capacitación, seguridad e higiene , y condiciones de trabajo conforme a la ley.

Para la empresa, significa reorientar el rumbo y una oportunidad de crear un clima laboral que resulte mas productivo.

Rosalva Calva lamentó que no es posible garantizar que todas las empresas cumplan con sus obligaciones ante las y los trabajadores, por lo que éste escenario se convierte en un área de oportunidad  para los sindicatos reales  para capacitar  a sus afiliados en esta materia y que puedan defender sus derechos.

En éste sentido, afirmó, que la crisis evidencia la desigualdad en Mexico, donde existen trabajadores de  primer, segunda, tercera y cuarta clase,  además de los  informales o precarios quienes no podrán hacer uso de la inspección, por no estar sujetas a una relación laboral. El reto es enorme, y los sindicatos auténticos serán fundamentales para que la inspección laboral funcione verdaderamente.

Compartir en:
Publicado en Reforma Laboral y etiquetado , .