Registros sindicales y de contratos colectivos, bajo control federal.

El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) será la única instancia de gobierno autorizada para otorgar el registro a las organizaciones sindicales (Tomas de Nota), así como el de los contratos colectivos de trabajo, de los convenios y reglamentos que se establezcan entre patrones y trabajadores.

Así lo informó el titular del CFCRL, Alfredo Domínguez Marrufo, tras señalar que la existencia de los Centros de Conciliación locales son únicamente para llevar a cabo las conciliaciones laborales, no así los trámites que tienen que ver con la actualización de directivas o de tomas de nota sindical.

En un evento organizado por la sindicalistas del Estado de México, entidad que está en la primera fase de la implementación de la reforma laboral, Domínguez Marrufo expuso que no debe haber confusión, “los Centros de Conciliación locales, de cada entidad federativa, no van a tener ninguna facultad en materia de contratos colectivos, ni de registros de organizaciones sindicales, sean patronales o sea de trabajadores, ni tampoco en materia de depósito de convenios colectivos ni tampoco en materia de reglamentos interiores de trabajo, ni para toma de nota; es únicamente para realizar conciliaciones”.

Destacó que la nueva institución, creada tras la reforma laboral, pretende garantizar que se tomen decisiones con todas las reglas de la ley y que se cumplan con todas las garantías para que los trabajadores voten en plena libertad.

En presencia de los liderazgos laborales de la entidad, el director general del Centro Laboral subrayó que “no estamos por la línea de causar malestares, sino del diálogo y la concertación, vamos a rescatar todas las buenas prácticas de diálogo y concertación que existen hoy entre los factores de producción.

Domínguez Marrufo expuso también a los líderes sindicales la necesidad de avanzar en la legitimación de los Contratos Colectivos, cuya fecha de término para realizar este trámite es el 1 de mayo de 2023, por lo que “conviene que ya nos pongamos de acuerdo con empleadores y trabajadores y revisemos si los contratos están siendo asumidos y aceptados por la mayoría de los trabajadores”.

El gran reto que tenemos como Centro Laboral, afirmó, es cumplir con que los contratos  colectivos existentes estén legitimados y los que no estén pasen por este procedimiento, pero que todo esto no sea motivo para causar inestabilidad a las empresas, ni inestabilidad en los propios sindicatos.

Finalmente, destacó que a la nueva autoridad laboral le interesa un sindicalismo auténtico, representativo, legítimo y con responsabilidad, donde se garantice que se conozcan estatutos y contratos colectivos, para que los trabajadores participen y se involucren y se tengan sindicatos mucho más legitimados para negociar con sus empleadores.

Compartir en:
Publicado en Reforma Laboral y etiquetado , .