Predomina la subcontratación en compañías mayoristas y manufactureras

De las 4.7 millones de personas que trabajan en México contratadas bajo un esquema de subcontratación, también conocido como outsourcing, 45 por ciento, equivalente a 2.1 millones, laboran en una empresa manufacturera o mayoristas, revelan datos oficiales.

Lo anterior significa que de cada 100 personas contratadas mediante un modelo de tercerización, y que por tanto no cuentan con derechos como antigüedad y aguinaldo, por lo menos 40 trabajan en alguno de esos dos sectores económicos.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelan que en el sector manufacturero del país existen aproximadamente 1.6 millones de personas subcontratadas, mientras que en el mayorista hay otras 1.03 millones.

Las empresas de la industria manufacturera son aquellas que se centran en fabricar o construir productos de consumo, En tanto, las mayoristas adquieren dichos productos para luego venderlos a minoristas, de donde los adquieren los consumidores.

Otro sector donde también hay un número considerable de trabajadores bajo el esquema de subcontratación es el de servicios de alojamiento temporal (hoteles) y de preparación de alimentos y bebidas (restaurantes), que en conjunto tienen a 434 mil personas.

Por su aportación en la economía nacional, estos tres sectores son los que más peso tienen en cuanto a personas subcontratadas; sin embargo, hay otros, que aunque más pequeños, tienen un mayor porcentaje de sus empleados en esquemas de outsourcing.

Por ejemplo, según datos del Inegi, el sector que tiene un mayor porcentaje de personas trabajando a través de la subcontratación es el de generación, transmisión, distribución y comercialización de energía eléctrica, suministro de agua y de gas natural, es decir, empresas de energía, con 41.9 por ciento del total de sus empleados.

Seguido por el de servicios financieros y de seguros, con 41.4 por ciento del total; información en medios masivos, 39.6; minería, 33.41; comercio al por mayor, 25; servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles, 23.59, y servicios de esparcimiento culturales y deportivos, y otros servicios recreativos, 22.1 por ciento.

En conjunto, estos sectores tienen un total de 1.1 millones de personas contratadas bajo un esquema de tercerización.

El lunes, gobierno, empresas y trabajadores llegaron a un acuerdo sobre la iniciativa en materia de subcontratación, en el que se estableció que se permite la figura de subcontratación de servicios u obras especializadas y los servicios compartidos entre empresas, además de limitar el monto en el reparto de utilidades.

 

Compartir en:
Publicado en Reforma Laboral y etiquetado , .