• Jue. Ago 11th, 2022

Legitimación de contratos colectivos va lenta.

Datos del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) revelan que en los próximos tres meses se realizarán apenas 566 legitimaciones de contratos en donde participan 244 organizaciones sindicales.

De acuerdo con datos del CFCRL, a la fecha se tienen 4,666 contratos colectivos de trabajo (CCT) legitimados, cifra que representa la tercera parte del número de contratos que la autoridad laboral pronostica que se legitimen en el mejor escenario (unos 15,000).

El plazo para los sindicatos, de acuerdo con la reforma laboral de 2019  vence el primero de mayo de 2023, por lo que aquellos contratos colectivos de trabajo que no hayan sido ratificados por los trabajadores se darán por terminados.

A poco más de 10 meses para que concluya el plazo para legitimar estos instrumentos, el promedio mensual de legitimaciones debería ser de alrededor de 1,000 para conseguir la cifra del mejor escenario.

En ese sentido, los escenarios que se esperan, por un lado, involucra a los trabajadores quienes podrán determinar si quieren estar sin sindicato; unirse para formar uno nuevo o afiliarse a uno preexistente.

En el caso de los sindicatos, a partir del primero de mayo de 2023, tendrán que negociar un nuevo contrato colectivo de trabajo y para ello deberán tramitar su Constancia de Representatividad, si no logran el apoyo de los trabajadores la empresa estará sin contrato colectivo y, a partir de ello, están en posibilidad de promover un ambiente libre de sindicatos.

Incertidumbre por quejas

A su vez, la especialista laboral de la UAM-Xochimilco, Graciela Bensunsán, explicó que “las empresas en donde hayan terminado los CCT, que son la mayoría, estarán expuestas a que los trabajadores inicien un proceso verdadero de sindicalización; en algunos lugares se dará y en otros no; y seguirán con sus relaciones laborales individuales, eso pasará en una buena proporción que buscarán quedarse sin sindicato”.

Asimismo, dijo que es posible que haya más quejas laborales en el contexto del T-MEC, sobre todo si se trata de empresas exportadoras y en las compañías en donde hay una verdadera organización de los trabajadores para defender sus derechos.

“Si hay violaciones y los trabajadores se organizan ante las prácticas antisindicales que vengan de las empresas, sobre todo por la injerencia en los procesos; podrían dar lugar a quejas bajo el Mecanismo de Respuesta Rápida, en donde las empresas, tan sólo con que se interponga la queja, se congela las cuentas aduaneras, ellos tendrán que medir a qué quieren apostarle”, explicó.

El mismo Centro, que encabeza Alfredo Domínguez Marrufo ha informado que el avance de los contratos colectivos, después de casi tres años en que inició el proceso, totaliza 4,666 legitimaciones y se ha consultado, con voto libre, directo y secreto a un millón 549,000 trabajadores, cifra lejana a los 550,000 contratos que tenía se tenían registrados previo a la reforma laboral.

En su momento, la secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, estimó que en cuatro años habrán de legitimarse entre 10,000 y 15,000 contratos, “esa es más o menos la previsión que se tiene, aunque ha venido aumentando en estos meses, se han legitimado más de 4,000; pero muchos se esperan al final; y la lectura que podemos dar a ese comportamiento es que había mucha la simulación. El propio sistema apostó por los contratos de protección”, dijo.

Hasta el corte de la semana pasada, el número de legitimaciones registradas apenas supera las 566 entre junio y primeros días de septiembre; y la organización sindical que más eventos tendrá en estos meses es la Unión Nacional de Trabajadores de la Industria Alimenticia, Refresquera, Turística, Hotelera, Gastronómica, Similares y Conexos, que llevará a cabo 22 legitimaciones.

Entre las empresas que figuran en la lista se encuentran: Iberdrola Cogeneración Altamira; Distribuidora Comercial Jafra; Tiendas Soriana; Suburbia; Liverpool; Walmart y Grupo Posadas .

Vale la pena resaltar que en todo este proceso, se han dado de baja 39 contratos, entre los que se encuentran el de General Motors y Panasonic.

Compartir en: