CONASAMI

Coinciden senadores y senadoras que la Conasami debe desaparecer

  • En 30 años se ha aplicado una política salarial equivocada.

Integrantes de la Comisión de Trabajo y Previsión Social se reunieron con el presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), para analizar los criterios con los que se fijarán estos en 2019 y cómo hacerlos compatibles con la nueva política de justicia laboral que aplicará la próxima administración para mejorar los ingresos de la clase trabajadora.

El senador Napoleón Gómez Urrutia, presidente de la Comisión, aseguró que después de 30 años la Comisión Nacional de Salarios Mínimos no tiene capacidad para mejorar la política salarial del país. No la tendrá nunca, subrayó, por lo que consideró que es momento de buscar una alternativa diferente.

Los acuerdos tripartitas -casi siempre en función de lo que está dispuesto a pagar la clase empresarial-, es el principal factor que impide una mejora salarial para la clase trabajadora, argumentó.

El legislador por Morena destacó como presión adicional, que dentro de la actualización del Tratado México, Estados Unidos, Canadá hay un nuevo capítulo sobre derechos laborales. Ambos países han presionado para que México suba sus salarios, para que trabajadores mexicanos ganen más y que la competitividad y flexibilidad de las empresas no esté basada en los salarios bajos con que vive la clase trabajadora.

En su exposición, Basilio González Núñez, presidente de la Conasami dijo que en los últimos años se recuperó el poder adquisitivo del salario mínimo en alrededor de 15 por ciento, lo que no se había hecho en los últimos 40 años.

Estamos lejos de lo que debe ser el salario mínimo, aceptó. No cumple con el mandato constitucional ni con los tratados internacionales en la materia. La próxima administración debe avanzar más rápido en la recuperación del poder adquisitivo del salario porque ya creamos en este periodo las bases para hacerlo, agregó.

Luego explicó que en este momento no hay acuerdos para fijar el mínimo para el año entrante. Por disposición legal, en noviembre la Comisión tiene que entregar un estudio que sirva de referencia al consejo de representantes para la posible fijación salarial, abundó.

El funcionario apuntó que si la Reserva Federal de Estados Unidos aumenta aunque en medio punto o un cuarto de punto sus tasas,  impactará en la economía mexicana en cerca de 20 mil millones de pesos adicionales a pagar por el servicio de la deuda.

La senadora Patricia Mercado Castro, de Movimiento Ciudadano, recalcó que el salario no puede basarse en la oferta y la demanda, pues “es un derecho constitucional”. La Conasami, como tal, tiene que garantizarlo.

Agregó que la política salarial se convirtió en  un instrumento de política económica para frenar la inflación.

El senador Fernando Gutiérrez Castorena, de Morena, dijo que el problema de los bajos salarios es la política aplicada por gobiernos neoliberales que usaron a la Comisión para frenar los salarios.

El modelo económico impuesto, explicó, implica hacer del trabajo asalariado mexicano el gancho para traer el capital extranjero e inversiones. Este es el motivo por el que el salario de los mexicanos no va a subir, reiteró.

El senador Víctor Castro Cosío, de Morena, subrayó que se vive una terrible realidad, producto de una política salarial equivocada por el modelo económico aplicado.

Advirtió que la Conasami debe desaparecer porque ha sido omisa frente a la realidad de la gente que gana 88 pesos diarios. Es momento de cambiar el modelo porque no garantiza la justicia al trabajador, concluyó.

En esta reunión también participaron, la senadora Eva Galaz Caletti y su homólogo Cruz Pérez Cuéllar, ambos de Morena.

Compartir en:
Publicado en Análisis, Reforma Laboral y etiquetado , , , , .