Breve historia del FAT

Luis Ángel Gómez

Jorge Robles

A Ricardo Mestre Ventura, que después de dedicar sus últimos 79 años

a difundir las ideas libertarias, los últimos diez se especializó

en promover al FAT entre los taxistas de la Ciudad de México.

Y en el principio… fue el Verbo

“Si yo viviera en Argentina seria peronista”

Mao Tse Tung[1]

“Y si viviera en México, sería guadalupano”

J .R .

El Frente Auténtico del Trabajo nace en l960; este año muere Anton Panekoek, teórico marxista holandés y sale de prisiónRamón Mercader, asesino de León Trotsky; Viruta y Capulína son las estrellas infantiles del momento, Paul Anka atiborra el auditoria nacional y la Sonora Santanera el Blanquita ; la Jardín Balbuena se fracciona y se pone a la venta ; los grandes almacenes venden incineradores de basura caseros  y se anuncia con optimismo desmedido, el pago total de la deuda externa…

Son años de euforia económica; nadie sueña con que sus hijos serán obreros toda la vida, la movilidad social es una esperanza. Los más pobres se sueñan arriba del barco del desarrollo, aunque las circunstancias muestren lo contrario.

Fidel Velázquez es la figura fuerte del sistema corporativo sindical. Dicen que ya pasaron los días de las metralletas y la represión directa para apaciguar los ánimos de libertad y democracia sindical : ¿El charrazo del 48 ? solo una anécdota; ¿ferrocarrileros y maestros ? parte de la campaña roja para desestabilizar al país vecino de los Estados Unidos… la guerra fría…

 

El año que comienza el bloqueo a la isla, es el año dos de la revolución cubana, una esperanza para la izquierda y una amenaza para la derecha; se inicia la leyenda guevarista, la opción maoísta escinde al espacio del socialismo real, los trotskystas en México forman la Liga Obrera Marxista y los anarcosindicalistas mantienen su presencia en algunos sindicatos como el de trabajadores del Hipódromo de las Américas y el sindicato de músicos, en Piedras Negras, Sonora, mejor conocidos en el medio como los Mariachis anarquistas.

Los curas obreros del Secretariado Social Mexicano, -formados a la manera de los sacerdotes franceses, belgas y españoles que se integran como trabajadores a las fábricas y desde ahí, ejercen su ministerio asesorando a los trabajadores sobre sus derechos terrenales, entre ellos, el derecho a la libre asociación-, forman la Juventud Obrera Católica (JOC), quienes serán los militantes del movimiento obrero cristiano, al menos, hasta 1968 ; se inician los años de reforma en la iglesia católica que darán por fruto las Comunidades Eclesiales de Base, el CELAM de Medellín, la Teología de la Liberación y el regreso al compromiso social de los sacerdotes para con el pueblo ; Camilo Torres y los curas guerrilleros ;los años sesenta visten a la iglesia de pueblo : Es hasta 1964 cuando los jesuitas viran hacia la izquierda ; vienen de ser fundadores de la organización clandestina de ultra derecha, conocida como la Legión y después la Unión Nacional Sinarquista (UNS), militantes activos del franquismo en España y saboteadores permanentes a las propuestas obreristas del Secretariado Social Mexicano ; fundan también la Asociación Guadalupana de Trabajadores Mexicanos, cuyo principal motivo de existencia es la de promover la celebración del 12 de diciembre en las fábricas y de abandonar la conmemoración del primero de mayo, en memoria de los obreros anarquistas ejecutados en Chicago, para transformarlo en el festejo de San José Carpintero y por supuesto, en lugar de manifestarse el primero de mayo, realizar una peregrinación cada 19 de marzo…

El FAT nace al principio de una década optimista para el sistema; la CTM recupera la dirección del sindicato de telefonistas, se añade el apartado B al 123 constitucional; lo que queda del movimiento magisterial, principalmente de la sección IX del SNTE, es reprimida.

El mismo año en que los electricistas se reagrupan en el Sindicato de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana, el glorioso STERM de Galván y la Tendencia Democrática de los setenta ; También el sindicato de la Industria de la Construcción Liga de Soldadores, verdaderos guerreros de la libertad sindical; este es el año de las huelgas cañeras y la formación de Partido Obrero Agrario de Morelos, del zapatista Rubén Jaramillo, quien será asesinado pocos años después.

El FAT es promovido por el Secretariado Social Mexicano y la Confederación Latino Americana de Sindicalistas Cristianos (CLASC), como una opción de sindicalismo independiente, cuyo principal objetivo es la libertad y la democracia sindical, participan en la reunión formal del 18 de octubre ; la Asociación Nacional de Trabajadores Guadalupanos, sin pretensión alguna de organizar sindicatos ; Cajas Populares, centrados en fortalecer su estructura a nivel nacional, ajena a las difíciles tareas del quehacer sindical; el Centro Laboral Mexicano, brazo obrero del SSM, con alguna influencia entre panaderos de la colonia Santa Julia, donde Pedro Velázquez ejercía su ministerio sacerdotal; algunos sobrevivientes de la Confederación Nacional Católica del Trabajo disuelta en 1926, que después de 34 años, estaban alejados de las fábricas; la Federación de Organizaciones Católicas, que lo mismo agrupaba a las congregaciones marianas, que a los eternos vigilantes de la flama encendida de la vela perpetua; el Instituto Mexicano de Estudios Sociales (IMES), una escuela sindical, que además de derecho laboral, se impartían cursos de moral; el Movimiento Obrero de Acción Católica Mexicana, quien no representa realmente a nadie; la Juventud Obrera Católica, verdadero semillero de jóvenes trabajadores y trabajadoras, que disciplinadamente se encargaron de establecer el contacto con la vida fabril del país y el Movimiento Nacional de Promoción Obrera (MNPO), el verdadero núcleo fundador del FAT, quien estableció, desde un año atrás, un convenio con la CLASC para promover la organización sindical. La central latinoamericana contribuye con la formación y el financiamiento; Promoción Obrera con la militancia.

Entre los más de setenta asistentes al local del IMES, ubicado en 16 de septiembre número 71 despacho 403, casi esquina con Palma, apenas a cien metros del zócalo capitalino, están presentes Pedro Velázquez, director del Secretariado y uno de los promotores más importantes de la teología de la liberación, Rodolfo Escamilla, sacerdote, promotor del sindicalismo independiente desde 1948, cuando organizó el sindicato en Celanese Mexicana, cuates entonces, de Samuel Ruiz; Horacio Guajardo, abogado laboral, asesor de trabajadores y director del IMES; Nicolás Medina, ex-seminarista y trabajador de la industria del calzado, representando al MNPO, de origen leones y asentado en un Tepito con olor a cuero, donde a cada diez metros había una tenería, un taller de zapatos, o una tienda de chamarras estilo James Dean en Rebelde sin causa, o Marlon Brando en El Salvaje… un Tepito sin fayuca; JOCistas como Cirilo Ortiz y Filiberto Sánchez ; Emilio Maspero, ex-militante de la juventud peronista y representante de la entonces CLASC ; los hermanos Eguía Villaseñor de las exitosas cajas populares, formadas por el secretariado a principios de los años 50 y que para entonces contaban con más de 314 cajas a lo largo del país[2]; personajes que harán historia, como Antonio Velasco Piña, Manuel Rodríguez Lapuente, Luis López Llera, Víctor Durán, Luis Leñero y José Trueba, hijo del famoso militante sinarquista.[3]

Sinarquistas, panistas, guadalupanos y sus contrapartes, los curas obreros del SSM, la JOC y algunos trabajadores independientes convivieron esa noche. Dos meses después, todos habían regresado a sus actividades cotidianas, pues el FAT para ellos, era algo más que ajeno y solo quedaron integrados al proyecto la JOC y Promoción Obrera.[4]

A pesar de que desde su nacimiento se define independiente del Estado, los partidos políticos, la patronal y la iglesia, la asesoría del SSM y el origen de sus fundadores marcará un estigma, que se empezará a romper a temprana edad, en 1966, cuando, en abierta confrontación con el obispo de León, monseñor Zarza, un empresario es detenido por la policía al violar las banderas de huelga y el embargo precautorio sobre la maquinaria de su empresa; el obispo recrimina a los curas asesores, los retira de la entidad y forma su propio centro social obrero. El FAT se fortalece pues al quedar sin asesores religiosos completa su autonomía e independencia.

 

 

La definición ideológica

De hecho, el mayor peligro de todo intento autogestionario,(…) ,

se cifra en la fuerte inclinación, que siglos de producción capitalista

han dejado en la mente de los trabajadores, hacia la ganancia

y la acumulación capitalista[5]

Angel Cappelletti

Desde su nacimiento, el esfuerzo por mantener una practica de honestidad y democracia en los sindicatos, ha permitido que su imagen se refuerce: Los representantes nacionales visten como cualquier trabajador, comen como cualquier trabajador, viven como cualquier trabajador: Se expulsó a la federación de Michoacán por prácticas de corrupción. El coyotaje del viejo estilo sindical se fue eliminando desde su nacimiento; El FAT surge inmerso en un espacio donde la única forma de sindicalismo conocida es el corporativo; los cuadros con experiencia sindical de sus primeros años, vienen formados de la asesoría y práctica sindical de las centrales oficiales, el FAT se depura a si mismo casi de manera natural al limitar las jerarquías y el estilo de vida de sus dirigentes.

La entrega de los JOCistas en sus primeros años, es reforzada con la teología de la liberación y el nacimiento de la Comunidades Eclesiales de Base, quienes seguirán nutriendo de militantes sindicales.

En lo que se refiere a sus principios organizativos internos, en el inicio aparece el esquema jerárquico al estilo sinarquista:“Lo que se necesita en primer lugar en toda empresa cooperativa, son jefes. (…) Cada jefe organiza su grupo. (…) Un Grupo de Discusión, como toda la sociedad debe tener sus jefes”[6].

Hablan los sinarquistas: “En nuestras asambleas no se delibera porque no hay necesidad. Se escucha la opinión de los jefes, se les consulta y se dictan ordenes”[7]. No fueron pocos los problemas que esta concepción generó en el FAT, incluyendo las contradicciones con los cuadros de origen JOC, formados en los principios de servicio y entrega cristiana:“…La JOC me hace tener una fe apoyada en los signos de los tiempos…la Iglesia debe (…) devolver al Pueblo el Evangelio, del que se han apropiado los poderosos (poderosos tanto en dinero, como en cultura, aun teológica). En esto, tampoco se puede pactar ‘para avanzar juntos’, ‘para no crear divisiones'(…) desmistificar cuanto antes y al máximo la figura del sacerdote(…) hacer jugar la dialéctica de la sociedad temporal en las acciones eclesiales como una sociedad de opresores y oprimidos…”[8]Aún en los estatutos del FAT (1968) el secretario general de la organización aparece como: “el representante máximo de la organización y ocupa el primer puesto dentro del orden jerárquico”[9].

Las comunidades Eclesiales de Base

“Yo odio y aborrezco vuestras solemnidades…”

Amos 5 :21

1968 es un año crucial para el movimiento social cristiano que vive profundas transformaciones en la percepción de su actividad pastoral; los documentos de la asamblea episcopal realizada en Medellín, redactados entre otros por Samuel Ruiz y Pedro Velázquez, dan la base teórica para que se desarrolle la Teología de la Liberación; nacen también las Comunidades Eclesiales de Base (CEB), redescubriendo el concepto de iglesia igual a comunidad, dando un vuelco radical en las funciones del sacerdote en la parroquia; aunque esto solo sucede donde el párroco se integra al proceso: “si una comunidad parroquial no se renueva, acaba por quedar cadavérica y envejecida. Lo que en otro tiempo fue una fe viva, se convierte en armazón inútil…”.

En teoría algunas de las características fundamentales que las sostienen son:

“1.- El equipo de sacerdotes que se pone al servicio de la comunidad, produce un impacto si se sabe situar dentro de un estilo de vida nueva(…) Hay que desmistificar esa persona que llamamos ‘señor párroco’ o ‘señor coadjutor’, o ‘Don’. El sacerdote dejará de ser también el hombre-solución, el hombre-justificador, el hombre-velador del orden establecido, el hombre-psiquiatra, el hombre-última palabra…

2.- Poco a poco han ido desapareciendo toda serie de Asociaciones piadosas…

3.-El culto se simplifica…el servicio religioso no adquiere las características de una función para desocupados, sino las de un servicio que corresponda al ritmo de trabajo de la gente…

4.-Los fieles no encuentran en la parroquia ningún punto de apoyo donde poder construir su vida. (…) el cristiano descubre entonces que sentirse cristiano no es cerrarse en unas estructuras cristianas. Comprende que la parroquia no le ‘soluciona’ la vida, ni se la construye…

5.- Se intenta madurar la responsabilidad del seglar en las comunidades del culto.

  1. a) En la liturgia: la comunidad no alquila a nadie para realizar los servicios litúrgicos. La comunidad que se reúne HACE la ceremonia…
  2. b) En la vida de la comunidad: existe una Asamblea anual de todos los fieles(…) y un Consejo parroquial como organismo consultivo y directivo.
  3. c) En la economía: está totalmente en manos de los laicos.”[10]

Bajo estas dos concepciones -JOC y CEBs- y aunque no siempre desarrolladas en el trabajo, se aglutinan militantes cristianos. Muchos de ellos nutren las filas del FAT, de entre ellos, Antonio Velázquez, Alfredo Domínguez Araujo, Filiberto Sánchez, Patrocinio Caudillo, Nicolás Medina y Pedro Romero; Este último, un exseminarista cercano a Méndez Arceo, promotor de la Caja Popular en Cuernavaca y a sugerencia de Alfredo Domínguez, concentra su actividad en el desarrollo de este movimiento, del que llega a ser miembro de la dirección nacional.[11]

Un paréntesis importante : Sergio Méndez Arceo

¿Por qué serán cristianos ?

Alguien contesto :

¿Por qué en la universidad serán marxistas ?

Roberto Follari

Don Sergio, como se le conoció en vida, que fue pilar indiscutible del movimiento sindical en el estado de Morelos, promotor de las CEBs, se “convirtió” al sindicalismo después de una entrevista con trabajadores de Textiles Morelos encarcelados por motivos sindicales en la ciudad de Cuernavaca.

Habla Gabriel Muñoz: ” Estábamos presos varios compañeros de Textiles Morelos, por organizar el movimiento sindical; Las condiciones de trabajo eran las peores que yo había conocido, con decirte que no teníamos horario para comer; nos arreglábamos con nuestros tacos sin descuidar las máquinas. Luego, en las vacaciones de los niños, de nuestros hijos, el patrón convencía a muchos compañeros para que los trajeran a trabajar y así se ganaran algún dinero…en fin…eso si, el doce de diciembre el patrón nos hacía marchar como soldados frente a él y el obispo Méndez Arceo, y luego en la comida, pues ahí compartían mesa…bueno ahí estábamos en la cárcel cuando el mismo obispo se presenta a visitar a los presos comunes…ahí estábamos nosotros…y que se pone a saludar de mano a todos, pero cuando llegó conmigo yo no le di la mano, nomás le dije que como se atrevía a saludarnos, si estábamos presos por pelear por nuestros derechos sindicales, y que le cuento esto que ya te conté y le explique que aunque soy católico no tenía porque darle la mano a alguien que solapaba las fregaderas de los patrones.”

“Y él me contesto, palabras más, palabras menos: Mire don Gabriel,- ya me había preguntado el nombre- todo lo que usted me esta contando yo ya lo sabía, pero nomás de oídas; Nunca había encontrado a alguien que me dijera ‘a mi me pasa todo esto’, y yo le contesto a usted, deme su mano que desde hoy levantare mi voz para denunciar estas injusticias…y así lo hizo”[12].

Alrededor de Méndez Arcéo se aglutinan algunos militantes del movimiento obrero­­, el propio obispo se mantiene informado de primera mano asistiendo a la escuela de formación sindical del FAT en Cuernavaca[13] y no era raro que en la homilía del domingo hiciera alguna referencia al conflicto sindical más importante del momento.

La Autogestión

“Fue… Roberto Owen quien nos enseñó

que para instaurar una verdadera sociedad socialista,

debe cambiar el carácter del hombre”

Anton Panekoek

La década de los 70 transforma radicalmente al FAT, tanto al interior como en su práctica cotidiana: Mientras en las fábricas su experiencia de lucha los vuelve cada vez más protagonistas, el recurso ideológico de la doctrina social de la iglesia no les basta para replantearse la trascendencia de su práctica social y recurren al discurso marxista como una herramienta de análisis teórico. Esto les genera un conflicto que culmina con la salida de algunos militantes de la JOC y a la larga, es usado como pretexto por la CLAT[14] para urgir la salida del FAT de la confederación; las diferencias con los dirigentes de tal organización, en especial con Emilio Maspero, se van convirtiendo en irreconciliables; al tratar de imponer un criterio único sobre los conflictos en Centro América y ante la imposibilidad de lograrlo, presiona restringiendo el apoyo económico[15].

La CLAT se queda sin sección en México y se acerca a todo lo que se mueve ; primero coquetea con los sindicatos blancos de Nuevo León : Imposible.

Después fue el PAN, quien deja huella con la presencia aún de Carlos Castillo Peraza en el consejo editorial de su revistaTrabajo y Democracia hoy ; sigue con las grandes centrales del Congreso del Trabajo, a quienes asesora hoy día : La COR (Confederación Obrera Revolucionaria) de López Mayren, la CROC de Juárez Blancas y hasta algunos sindicatos cetemistas del norte del país. Pero es con el Consejo Nacional de los Trabajadores (CNT) con quien firma un acuerdo definitivo.

Por otro lado, la relación con grupos marxistas-leninistas los involucra en una dinámica en la que tienen poca experiencia, llegando a provocar conflictos graves, como el intento de los maoístas de la Organización de Izquierda Revolucionaria-Linea de masas (OIR-lm), de apoderarse del Sindicato Nacional de Industria del Hierro y el Acero (SNTIHA), sin importar la autonomía, las decisiones ni la vida interna de las secciones sindicales.[16]

Esta mala experiencia, más las huelgas obreras de Solidarnösc en Polonia, así como las distintas visitas a los países del llamado socialismo real o autoritario,[17] los vacuna en contra de las prácticas autoritarias en la lucha de fábrica. Por otro lado y paradójicamente, mientras se da el giro ideológico al marxismo, su práctica sindical es cada vez más autogestionaria; fomentando en los centros de trabajo la democracia y la acción directa. Este descubrimiento se da en el movimiento de Spicer (1975), y lo hacen consciente por influencia de militantes de la Cooperativa de Cine Marginal (CCM)..[18]

La vida cotidiana en las fabricas esta repleta de formas de democracia directa, que sin saberlo van allanando el camino ideológico de su proyecto social en base a ella : La gestión directa de la sociedad por los trabajadores mismos, la autogestión.

El camino hacia la Autogestión se refuerza cuando en algunos conflictos de fábrica, la patronal tira el arpa y los trabajadores se quedan con la planta: En 1975 la huelga en Confecciones Tauro culmina con la adjudicación de la planta a los trabajadores y se organizan en cooperativa. Tres años después en Vaciados Industriales S.A., ahora Cooperativa Jacarandas, sucede lo mismo; En el ’84 les toca el turno a Vidriera S.A. y Alumex, S.A. conformando la Unión de Productores de Vidrio Plano del Estado de México (PROVISA).[19]

No olvidemos que la base ideológica del pensamiento capitalista tiene como cimiento tradicional el culto al jefe, al líder y al padre. Así funciona el capitalismo: Taylor, el padre de los modernos sistemas de administración y control de producción en la empresa capitalista, se basa en la especialización de funciones dentro de la empresa, donde unos trabajan mientras que otros piensan y toman las decisiones: “El pensamiento disminuye los ritmos naturales. Les prohibo pensar. A otros se les paga para esto” sentenció Taylor a un grupo de obreros que proponían unas modificaciones en el proceso de producción.[20] La separación entre ejecutantes y dirección es una de las características para la eficacia capitalista. La revolución rusa fue testigo del sacrificio de la democracia directa y de la autogestión misma, cuando desde el poder y con las armas Lenin exigió “la subordinación incondicional de las masas a la voluntad única de los dirigentes del proceso de trabajo”.[21] Trotsky su comisario de guerra, militarizó el trabajo, aplicando penas de cárcel a sindicalistas inconformes con las condiciones de trabajo en la fábrica e instauró la pena de muerte para huelguistas, inaugurando un sistema de trabajo forzado al cual Stalin le sacaría el mayor provecho.[22]

El carácter revolucionario de la autogestión radica en que no existe diferenciación de funciones entre los que deciden y los que ejecutan. La democracia directa y la acción directa implica, ante todo, que los interesados tomen las decisiones sobre sus asuntos y son ellos mismos los que llevan a la práctica los acuerdos; No se delega la facultad de tomar decisiones. El adjetivo DIRECTA implica la no existencia de intermediarios en la atención de sus propios asuntos, es decir AUTOGESTIÓN. El termino se pone de moda a partir del rompimiento entre Tito y Stalin, cuando Yugoslavia opta por un sistema diferente al proyecto soviético y quizás más cercano a Proudhon, permitiendo que los trabajadores participen de manera directa en el manejo de las empresas; Eso si, el Estado interviene directamente en la dirección y planeación de la economía, la figura del capataz se suaviza del esquema fabril, siendo ahora el control a nivel macroeconómico.[23]

El salto definitivo lo da el FAT en su X Congreso (1993) donde transforma su estructura piramidal de Secretarías y establecen una Dirección Nacional, formada por representantes de cada sector (sindical, cooperativo, campesino y pobladores) y cada zona geográfica. Además conforman una Coordinación Nacional encargada de mantener la relación y coherencia de la organización en todo el país, así como las relaciones públicas e internacionales.

En la declaración de principios de 1993, ratificada en su XI Congreso Nacional, noviembre de 1997, aparece claramente que :

“El FAT es una Organización Nacional de trabajadores, autónoma y democrática, comprometida con la defensa de los intereses inmediatos e históricos de la clase trabajadora, en la lucha por mejores condiciones de vida y de trabajo y en el impulso a un proceso de transformación de la sociedad mexicana en dirección a la democracia y al socialismo autogestionario.”[24]

La Autogestión la podemos desglosar como una serie de principios prácticos de funcionamiento básico, que pueden ser adoptados desde el pequeño circulo sindical, hasta el esquema profundo de una sociedad autogestionaria :

Democracia Directa

Acción Directa

Apoyo Mutuo

Extensión

Formación

Democracia Directa: Son los interesados mismos los que toman sus decisiones, sin delegar en intermediarios la responsabilidad de decidir sobre sus asuntos. Preponderando el consenso como la forma fundamental en la toma de acuerdos, y solo en casos extremos recurrir a la votación, evitando el “mayoriteo” y permitiendo, en lo posible, posicionespropias a las minorías.

No a la dictadura de las mayorías.

Acción Directa: Si son los interesados mismos los que toman sus decisiones sin intermediarios, en la Acción Directa son también ellos mismos los que gestionan sus propios acuerdos, también sin intermediarios.

Apoyo Mutuo: Desarrollar el concepto de solidaridad como principio ÉTICO de funcionamiento en todas las instancias en las que participemos y asesoremos… empezando por nosotros mismos.

Extensión: El crecimiento en nuestra práctica de estos principios autogestionarios, tanto en la comunidad, extendiendo nuestra influencia tanto sectorial como por regiones, así como la aplicación de los principios autogestionarios en nuestra propia intimidad; No podemos manejar la Autogestión en el sindicato o en la cooperativa y ser unos tiranos e intolerantes en la intimidad, con la familia, los compañeros o los trabajadores de la organización.

Formación: El estudio y la actualización permanente nos permitirá manejar un mayor número de alternativas a valorar en la toma de decisiones.

Estos principios básicos de la práctica autogestionaria, que adaptados a las circunstancias particulares de cada caso, son aplicables en cualquier instancia organizativa, desde el pequeño grupo sindical, la cooperativa, el barrio, la comunidad, el pueblo y la sociedad misma; Ninguno es prioritario sobre los demás, no son sacrificables unos en función de otros.

Son cinco y se toman juntos.

La estructura

“Construir la unidad compacta, indisoluble, de la clase obrera”

Flora Tristan

Definir al FAT es siempre difícil, porque es algo que va mucho más lejos de lo marcado en sus estatutos y estructura. El FAT agrupa a trabajadores en sindicatos, cooperativas, grupos productores autogestivos, colonos y campesinos ; es también movimiento de trabajadores, genera y promueve tendencia hacia la democracia, la libertad, la autonomía e independencia sindical ; interviene en el desarrollo del movimiento de los trabajadores, fomentando organización, asesorando a trabajadores, a sindicatos ya constituidos y desarrollando talleres de formación sindical y cooperativa.

La máxima instancia de autoridad es el Congreso Nacional, que si las circunstancias lo permiten, se reúne cada tres años y lo conforman delegados de las organizaciones de base ;los acuerdos emanados se convierten en sus lineamientos estratégicos ; determina la política general del FAT, las alianzas, los procesos de unidad y solidaridad con otras organizaciones.

El Congreso además, nombra a la Coordinación Nacional y a los responsables de los cuatro sectores del FAT : Cooperativo, Sindical, Campesino y Pobladores, quienes pasan a formar parte de una instancia llamada Dirección Nacional, compuesta también por los responsables de zona, región y comisiones nacionales. La dirección se reúne por lo menos cada tres meses y desde aquí se implementa de manera concreta los acuerdos del Congreso. De hecho, esta instancia es la más importante en cuestiones de dirección concreta de la estrategia de la organización, pues funciona como una verdadera Dirección Nacional Ampliada, pues generalmente participan militantes y organizadores a nivel nacional, que sin tener una representación formal, mantienen vivas la experiencia y la memoria concreta, sin la cual no existiría la coherencia practica y estratégica que lo caracteriza.

En la estructura del FAT, la Coordinación Nacional esta sujeta a la dirección del Congreso y de la Dirección Nacional, de la cual forma parte ; su responsabilidad es la coordinación concreta del trabajo en cada sector, en cada región, los planes de trabajo ; representa al FAT a nivel nacional e internacional, elabora el presupuesto anual y ejecuta los acuerdos emanados de las instancias nacionales.

Existe un importante movimiento de mujeres, que en su asamblea nacional del 27 de noviembre de 1997, 153 delegadas de todo el país, acordaron definirse a sí mismas, no como un sector especifico del FAT, sino como un movimiento al interior de la organización, con la intención de generar un equipo de mujeres en cada sector, región, zona y organización ; transformar las organizaciones de base del FAT, fundamentalmente los sindicatos, para que en su funcionamiento y en su estructura sea evidente la participación de las mujeres ; la lucha contra el hostigamiento sexual en las fabricas, por un salario equitativo y por la integración de un equipo interdisciplinario para atacar los problemas desde una perspectiva de genero.

El proyecto sindical

El obrero sabe hacer circular las ruedas del mundo

Periódico El Sindicalista, 1914

La esencia fundamental del FAT radica en la permanente lucha contra el sistema corporativo, una lucha difícil, sobre todo, cuando la practica diaria y la política general están basados en principios como democracia, libertad, autonomía e independencia sindical y no solo por las circunstancias particulares del momento.

Cada sindicato del FAT, por su sola existencia, representa una seria derrota para el sistema corporativo y los esfuerzos por desaparecerlos o al menos neutralizarlos son grandes, por ejemplo :  En el estado de Aguascalientes, el control sindical esta mayoritariamente en manos de la CTM, existen también CROM, CROC, CTC y CGT. El gobierno panista, instó a las diferentes centrales corporativas a la firma de un pacto de no intromisión de una central en los espacios fabriles controlados por la otra. El FAT, tiene en la entidad el único sindicato independiente en la fábrica de auto partes Seald Power, del grupo CARSO, dueños de CONDUMEX, INBURSA y TELMEX entre otros. Se negaron a la firma del acuerdo y si la sola existencia del FAT en la entidad era tomada como una afrenta, les entro la urgencia de recuperar Seald Power para el sistema. La CTM, por medio de sus diputados y senadores corrompieron a parte del comité seccional y organizaron una campaña de desprestigio en contra del FAT para después llegar a un recuento,: Gobierno panista y legisladores priistas, aliados en contra del único sindicato independiente de la entidad ; nada impidió el triunfo arrollador del FAT, mas de cuatrocientos votos contra tres del comité seccional, quienes ya ni se atrevieron a regresar a trabajar…

Cada lucha del FAT, es una lucha contra todo el sistema corporativo, las empresas están dispuestas a invertir miles de dólares por asesoría de consultores expertos en destruir sindicatos (cobran entre cien y quinientos dólares la hora…) ; cuando el FAT demandó la titularidad del contrato en la General Electric en Ciudad Juárez, los consultores hablaron con cada uno de los trabajadores, ofrecieron cumplir con el cien por ciento de sus demandas, aumentos de salario, respeto al escalafón, garantía y seguridad en el empleo, mejoras concretas en los ritmos de trabajo, comedor, etc., la única condición para conceder todo, fue que no se sindicalizaran con el FAT…

El sistema corporativo necesita mantener los mecanismos de control sindical para que el modelo económico y social del sistema funcione. No importa si es PAN o PRI quien gobierne[25], el sistema se mantiene .Hace apenas un par de semanas el gobierno panista negó el reconocimiento al FAT, en la maquiladora coreana Han Young, a pesar de haber realizado dos recuentos, ambos, ganados por el FAT…[26]

El éxito del FAT no se puede medir por el número de afiliados[27] o de sindicatos, que aunque son numerosos, no son el objetivo central de su practica ; son los avances en la lucha contra el corporativismo lo que puede medir sus éxitos ; que la UNT se defina a favor de la libertad sindical y en contra del corporativismo; que la OIT recomiende el reconocimiento del sindicato de pesca en la SEMARNAP, y que el Estado lo haga ; que organismos internacionales de derechos humanos y laborales se interese por el caso de ITAPSA[28] ; que sindicatos de Estados Unidos y Canadá lo consideren su contraparte en México ; que la CGT de Francia, la CGIL de Italia y la AFL-CIO manden delegados a su Congreso Nacional ;que la AFL-CIO rechace una moción de la CTM para que el FAT retire su presencia de una reunión oficial de la federación norteamericana, es la CTM la que se retira de la reunión al ser rechazada su moción; que los trabajadores en cada fábrica donde el FAT tiene presencia, mejore las condiciones de trabajo y de vida.[29]

Fue la primer organización sindical que analizó la problemática de los trabajadores en la implementación de los nuevos modelos productivos derivados del Toyotismo, logrando que los trabajadores pudieran negociar con la empresas la adaptación productiva a las nuevas formas, llegando, inclusive, a conseguir uno de los primeros certificados en el país de estándares de calidad internacional (el famoso QS 9000).

Ha roto el esquema de que el sindicalismo se queda en la fábrica ; ha participado activamente en la conformación de diversas redes sociales y de defensa económica, como la Red Mexicana de Acción Frente el Libre Comercio (RMALC) ; ha desarrollado un proyecto cooperativo muy novedosos, que partiendo del ahorro voluntario y renunciando a la entrega de intereses, los socios han establecido mecanismos de abasto de productos básicos y suntuarios, con precios mucho más bajos que cualquier centro comercial, incluidos grandes almacenes, tiendas del ISSSTE y CONASUPO ; tiene presencia cooperativa en 13 estados de la república[30], y en algunos casos, como en la sierra norte de Puebla, en una cooperativa están involucrados ocho comunidades indígenas.

En el marco de las relaciones y alianzas con otras organizaciones sindicales, el FAT a mantenido una postura de unidad en el movimiento obrero ; Cuando nace, en 1960, lleva ya en sus espaldas, un intento fallido de formar una nueva central, cuando en 1955 conforman, sin éxito, la Central de Sindicatos Libres ; en los setenta, se integran o promueven la formación de proyectos unitarios ; coordinadoras sindicales y nuevas centrales independientes. Forman con electricistas del STERM y ferrocarrileros de Vallejo, la primera Unión Nacional de Trabajadores (1972, León Guanajuato). No es de extrañar que sean co-fundadores de la Coordinadora Intersindical Primero de Mayo e integrado al Foro : El Sindicalismo ante la Nación, y hayan votado por la conformación de la nueva Unión Nacional de Trabajadores, donde uno de sus sindicatos nacionales[31] ocupa la vicepresidencia de Prensa y Comunicación Social.

 

[1] Sánchez, Filiberto, Conferencia sobre la historia del FAT, S.f. Versión grabada, presumiblemente en 1985. Esta afirmación fue para justificar la militancia peronista de Emilio Maspero, dirigente de la CLASC, ahora CLAT, responsable entonces de la consolidación del FAT.

[2] Revista Contacto México DF, febrero de 1964, pg. 8

[3] Guajardo, Horacio, entrevista con Macedonio Mendieta, México, DF, 1980

[4] Sanchez, Filiberto,… op. cit.

[5]Cappelletti, Ángel J. La ideología anarquista, Ediciones recorte, 1989, pg.39.

[6]Blais, Felipe, El espíritu cooperativo. SSM, Méx. 1954.

[7]Robles, Jorge y Luis Ángel Gómez, De la autonomía al corporativismo, memoria cronológica del Movimiento Obrero en México/ 1900-1980. Atajo ediciones, Méx. 1995, pg.60. Salen de las filas sinarquistas entre otros Juan Bruno Cervantes secretario general del segundo Comité Nacional y el asesor jurídico José Trueba Davalos recomendado por su padre José Trueba Olivares, ideólogo de la UNS. Antonio Velázquez, Entrevista con Jorge Robles el 20 de octubre de 1995, Méx. DF. AFAT.

[8]Bertran, Jorge, Los difíciles caminos de la misión obrera. Nova Terra, Barcelona, 1968,pg. 196.

Para las diferencias que existieron entre los sinarquistas y obreros guadalupanos con la Juventud Obrera Católica ver:

Concha Malo, Miguel y otros, La participación de los cristianos en el proceso popular de liberación en México. (1968-1983), Siglo XXI, Méx. 1996.

Blancarte, Roberto, Historia de la iglesia en México, FCE, Méx. 1992.

[9]Estatutos Generales del Frente Autentico del Trabajo Comité Nacional, CEN-FAT , documento 4, para el Segundo Congreso Nacional, León, enero de 1968, Artículo 29.

[10]Bertran, Jorge. Op. cit. pg.117 y sig.

[11]Romero, Pedro, Entrevista…,op.cit. , 16 de marzo de 1996. Méx. DF. y Florencio Eguía, entrevista…op.cit.

[12]Muñóz, Gabriél, Entrevista con Luis Ángel Gómez, noviembre de 1995, Cuernavaca, Mor.

[13]González, José M. Entrevista con Jorge Robles, Marzo de 1996 y Pedro Romero, Entrevista con Jorge Robles, 16 de marzo de 1996.

[14]Confederación Latino Americana de Trabajadores, antes CLASC.

[15]Luján, Bertha, Entrevista con Jorge Robles 27 de marzo de 1996, Méx. DF.

[16]Entrevistas con Alfredo Domínguez, Saúl Escobar, Salvador García Cano , Benedicto Martínez y Daniel López entre otros. Estos hechos lo trataremos en detalle en la Historia del SNTIHA, como parte del proyecto Historia del FAT, en el cual estamos trabajando.

[17]Domínguez, Alfredo, Entrevista con Jorge Robles, noviembre de 1995, Méx. D.F.

[18]La CCM se movía bajo el esquema táctico de la autogestión en la lucha de fábrica centrando su práctica en la Democracia Directa y la Acción Directa, que en el lenguaje del momento, definíamos como Poder Obrero .El responsable en Spicer por parte de la Cooperativa fue Mario Nuñez, quién promovió junto con Toño Villalba, la organización del Consejo de Delegados, que se convirtió en la verdadera dirección del movimiento. Ver: Antonio Villalba, Conferencia sobra la historia del FAT s/f, versión grabada, presumiblemente en el 25 aniversario del FAT. Méx. DF. AFAT.

[19]Luján, Berta. Tres experiencias autogestionarias y su relación con el movimiento de los trabajadores. FAT, Méx. 1988, pg. 12.

[20]Garaudy, Roger, Militancia marxista y experiencia cristiana, LAIA, Barcelona, 1979, pg. 68

[21]Lenin, Las tareas inmediatas del poder soviético, Progreso, Moscú, s/f. pg 34, subrayados en el original.

[22]Anwailer, Oscar (compilador), Democracia de trabajadores o dictadura de partido, documentos de la izquierda bolchevique, Ed. Z, Madrid 1971.

———- ———-, Los zoviets en Rusia, 1905-1921, ed. Z, Madrid, 1970.

Aparicio, Ciges, La evolución de las condiciones del trabajo en la Rusia de los soviets, (estudios y documentos), Aguilar, Madrid,1924.

Para un análisis serio sobre la actuación de Trotsky en el primer gobierno bolchevique ver: Dieter Kuhn, Los límites de la oposición, Tiempo nuevo, Caracas, 1972.

[23]Para un análisis crítico del modelo yugoslavo ver Karl Korsh, Un programa de socialismo práctico, PyP, Méx. 1977.Para conocer el intento más importantede autogestión integral ver: Frank Mintz, La autogestión en la España revolucionaria, la Piqueta, Madrid, 1977.

[24]Declaración de principios, X Congreso Nacional del FAT, nov. 1993. pg. 1. Ratificada en el XI Congreso Nacional, nov. 1998.

[25] Hay que esperar lo que haga el PRD como gobierno en el DF.

[26] Lo más patético del asunto es que el presidente de la junta local que dio tramite a la demanda de titularidad fue despedido de inmediato, y su substituto que verifico el recuento donde el FAT salió triunfador, también fue despedido…

[27] 40 000 afiliados, entre cooperativistas, pobladores, sindicalistas y militantes en general ; los pesimistas arriesgan sus datos solo hasta 30 000 afiliados. Lo cierto es que asistieron al XI Congreso casi cuatrocientos delegados de todo el país. Ver anexo IV : Una Radiografía del FAT.

[28]Donde se recurrió al gangsterismo tradicional : llevaron golpeadores, despidos a más de cincuenta, amenazas veladas de muerte a los más comprometidos, presencia de un hombre armado en la azotea de la empresa el día del recuento, todo esto dirigido por el despacho de la familia del cantante Cesar Costa, los Roel.

[29] El FAT cuenta con cinco sindicatos nacionales ; dos de la industria del metal, el único independiente en la rama textil que existe en esta rama y dos nacionales de empresa (elevadores OTIS y el STINCA); la mayor presencia sindical del FAT se da en la mediana y pequeña industria, pues entre otras razones, las juntas de conciliación tienen la consigna de no permitir el acceso a las grandes industrias.

[30] Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, DF, Estado de México, Morelos, Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Michoacán, Querétaro y Chiapas. Todo esto sin contar a las cooperativas o empresas autogestionarias asesoradas por el FAT.

[31] STIMAHCS.

 

Compartir en:
Publicado en Historia y etiquetado , .