10330284_1396596553957540_7163674543447039576_n

Pepenadores de Guanajuato se organizan ante la privatización de la basura.

Buscan formar una Asociación Nacional.

Por JoseLo.

Mty. Nuevo León. 20 de junio de 2016.- En los últimos años, cientos de pepenadores están perdiendo su fuente de trabajo debido a que algunos municipios de Guanajuato empiezan a privatizar el servicio de recolección de basura y relleno sanitario a las empresas privadas, señaló Eladio Abundiz, representante del Frente Auténtico del Trabajo (FAT) en el estado.

La labor principal de los pepenadores es recolectar en el relleno sanitario todo el material reciclable como papel, vidrio, aluminio y plástico. Éstos productos que recolectan los venden y con la venta sostienen a sus familias; está es la único ingreso de dinero ya que no cuentan con Seguridad social y ningún prestación mínima de Ley.

Abundíz explicó que en Silao los pepenadores obtenían alrededor de 80 pesos diarios, resultado de la venta de desechos reciclables pero el gobierno municipal concesionó el servicio de recolección de basura a una empresa originaria de Monterrey y ésta ya no permitió a los trabajadores entrar al relleno sanitario.

Además,  los desechos no están siendo reciclados sino que están siendo enterrados en un predio a la orilla de la ciudad, lo que va a provocar la contaminación de los mantos acuíferos.

Lo mismo pasó en León y se prevé que los demás municipios sigan el ejemplo privatizador, por lo que los pepenadores de Silao, Dolores Hidalgo y San Felipe Torres Mochas han creado La Asociación de Trabajadores de desechos Sólidos e Industrializables del Estado de Guanajuato “Lázaro Cárdenas del Río” A.C. para defender su fuente de trabajo.

“A la fecha los compañeros de Dolores Hidalgo y San Felipe no tienen problemas con los rellenos ya que aún pertenecen a el municipio y sí los dejan trabajar. El problema es en Silao, que el Municipio ha dado la concesión  a la empresa SETASA y ya no permitió la entrada a los 20 pepenadores, dejando sin sustento a sus familias que dependían de ello.

Cabe destacar que a esta empresa le fue concesionada la operación del relleno sanitario por 15 años y dentro de sus políticas se encuentra no reciclar. Todo lo confinan en celdas que después entierran generando daño a los mantos acuíferos y ecológicos al municipio. En promedio, semanalmente entierran más de 100 toneladas de material reciclable, violando leyes estatales y nacionales.”

Ante esta situación, los pepenadores ya tuvieron un acercamiento con sindicatos afiliados al FAT en los estados de Durango y Chihuahua.

“Es claro que los municipios están privatizando la basura, es por eso que se ha decidido hacer una Asociación Civil Nacional en defensa del trabajo digno de las y los trabajadores de este sector. Para esto se contactó con los compañeros de Gómez Palacios, Durango y de Jiménez, Chihuahua y junto con los de Guanajuato conformar está A.C.” puntualizó Abundiz.

Compartir en:
Publicado en Conflictos y etiquetado , , , , .