Unidad, solidaridad y organización para enfrentar la crisis sanitaria, social y económica.

Unidad, solidaridad y organización para enfrentar la crisis sanitaria, social y económica.

Por un “salario mínimo solidario” para apoyar a sectores más vulnerables

Este 1 de mayo 2020 las calles de las principales ciudades del país estarán vacías de las manifestaciones que desde 1886, reivindican la lucha obrera y campesina. Sin embargo, en el silencio se escucha el eco de los pasos, gritos y demandas de miles de millones de trabajadoras y trabajadores que a diario luchan por sus derechos.

Este primero de mayo, 2020 nuestras demandas tienen más urgencia y resonancia que nunca, porque son nuestras vidas las que están en juego. La crisis que hoy enfrentamos por la pandemia del Covid-19 ha revelado claramente que el neoliberalismo de las últimas décadas ha dejado a nuestro sistema de salud sin los medicamentos y recursos necesarios con el fin de privatizarlo. Es evidente que los servicios de salud en manos de particulares o del gran capital son totalmente inadecuados, y ahora es el Estado el que tienen que garantizar que haya hospitales e insumos para la emergencia sanitaria.

Queda más que demostrado que sin los trabajadores en las fábricas o en las distintas áreas productivas se pone en crisis la economía de los países del mundo. Pero también es obvio que la forma de salir de esta crisis varía mucho de país a país y en algunos se contraponen los intereses del capital con el de nuestras vidas.

Ante las circunstancias que estamos viviendo, valoramos que el manejo en México de la pandemia se realice por los especialistas en salud y no por los políticos y que la información fluya día a día. Hacemos un reconocimiento a los médicos, enfermeras y en general a los trabajadores que se encuentran dando la batalla en los hospitales; condenamos la discriminación y agresiones de las que han sido objeto y hacemos un llamado a todas y todos a cumplir con el llamado de “quédate en casa”.

Exigimos que las empresas no esenciales cumplan con las medidas implementadas por las autoridades de salud, protegiendo a todas y todos los trabajadores con el pago de los salarios. En este sentido, reconocemos a las empresas que han puesto como prioridad los intereses de nuestro pueblo al no exponer a los trabajadores al contagio salvaguardando la salud y la vida.

Exigimos que en las empresas denominadas esenciales proporcionen el equipo de protección necesario a los trabajadores que se encuentran en alto riego y que se tomen todas las medidas de precaución sanitarias para proteger su vida.

Esta es una crisis que, con cada día que pase, impactará más a las y los trabajadores y a los grupos más vulnerables de la sociedad que han perdido su empleo. Reconocemos que, por primera vez en muchos años, el Gobierno Federal se preocupa por los más pobres y están aplicando estos principios en su plan de recuperación económica.

Este 1 de mayo de 2020, convocamos a la unidad y solidaridad del pueblo de México, sin siglas de sindicatos ni de partidos políticos, donde participemos todas y todos. En este sentido, no es sólo plantear que el gobierno resuelva todo, sino ver cómo ayudamos nosotros los trabajadores organizados en sindicatos democráticos a los que no tienen nada. El que tiene dos pesos y puede dar uno, esto tiene mucho valor.

Por esto, los integrantes de la Coordinación Nacional del Frente Auténtico del Trabajo, organización con una historia de lucha de casi 60 años, propone impulsar la creación de un fondo económico, con aportaciones de los trabajadores y otros sectores, para apoyar a los grupos más vulnerables de la sociedad que han perdido su empleo, con un “salario mínimo solidario”, cuando menos por cuatro meses. Esta iniciativa ya se ha practicado en el FAT, apoyando a trabajadores que han perdido su empleo en la lucha por democratizar su Sindicato.

Después de esta crisis el mundo no será igual, los trabajadores tenemos el deber de replantearnos la lucha a nivel nacional y tomar muy en serio las relaciones con los trabajadores de otros países, para luchar juntos por un cambio de políticas económicas, donde el trabajo adquiera su valor real y que se revierta la privatización de los servicios elementales. Es esencial que los Estados inviertan en servicios públicos de calidad, como salud, educación, vivienda para que se garanticen los derechos fundamentales y el bienestar del pueblo.

Este 1 de mayo de 2020, las y los trabajadores lo pasaremos en medio de una crisis sanitaria mundial, pero esto no nos impide levantar la voz y rechazar la política neoliberal y de los organismos económicos mundiales que se imponen en la gran mayoría de los países del mundo, dejando en manos del mercado los servicios sociales y que también han llevado a la concentración de la riqueza mundial en solo 1 % de hombres y mujeres del planeta.

¡Por un mundo con justicia y equidad!

¡Por la autogestión de la clase trabajadora!

¡Vivan los trabajadores de México y el mundo!

Frente Auténtico del Trabajo.

Compartir en:
Publicado en Boletines y etiquetado , , , , , , .