LA LUCHA CONTRA LA INFORMALIDAD ES LA LUCHA POR EL TRABAJO

La lucha contra la informalidad es realmente la lucha por el Trabajo.

Alfredo Domínguez Coordinación Nacional

El Frente Auténtico del Trabajo (FAT) nace en octubre de 1960, promovido por la entonces llamada Confederación Latinoamericana de Sindicatos Cristianos (CLASC) y varios grupos de trabajadores organizados de manera incipiente por el Secretariado Social Mexicano.

Nace con el objetivo de presentar un sindicalismo auténtico, diferenciado del sindicalismo corrupto y al servicio de los empresarios y del gobierno, que impulsaba desde entonces los ahora llamados Contratos Colectivos de Protección Patronal.

Desde su origen, la práctica sindical auténtica, democrática y honesta la convirtió en ese momento en un referente nacional e internacional de lucha contra la explotación capitalista.

Sus representantes siguen viviendo con la modestia de cualquier trabajador y trabajadora de este país, visten como cualquiera de ellos, comen como cualquiera, viven como cualquier miembro de la clase trabajadora: a pesar de ser una organización pequeña comparada con la población del país pues cuenta con 40 mil afiliados, contando trabajadores y trabajadoras, colonos, campesinos, trabajadores por cuenta propia organizados en asociaciones de vendedores ambulantes, fotógrafos y músicos en espacios públicos, limpia botas, cooperativas, seis sindicatos de industria (transporte, costura, autopartes, metal, servicios y confección), sindicatos de empresa privada tanto nacionales como trasnacionales, sindicatos de trabajadores municipales, grupos de militantes, investigadores académicos y promotores de todo tipo de organización social.

Entre sus principales características está la imaginación para resolver las formas organizativas en una sociedad controlada desde el estado a través de los sindicatos corporativos. Está imaginación ha llevado a innovar y construir organización con base a las condiciones particulares de cada lugar: lo mismo infiltra sindicatos corporativos para promover la operación democrática de los mismos, que la formación de nuevos sindicatos u otras formas de resistencia como asociaciones civiles de defensa a los derechos humanos.

Entre las diferentes acciones que realiza, está la de promover un movimiento social de resistencia y la unidad del movimiento obrero independiente y de clase: es fundador de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) donde atiende la cartera de la vicepresidencia de comunicación social y la secretaría de la comisión de relaciones; fundador de la Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio (RMALC) en Experiencias sindicales de formalización mediante Organización Sindical y Diálogo Social en América Latina y el Caribe 83 donde es parte de su Consejo Nacional; fundador de manera conjunta con el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSSRM), Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Unión Nacional de Técnicos y Profesionales de Pemex (UNTYPP) y Sindicato de telefonistas de la República Mexicana (STRM), de la Alianza Trinacional de Solidaridad Mx-EEUU-Ca, atendiendo la coordinación de la misma en la parte mexicana.

Una de las experiencias más importantes del FAT como organización de base y como miembro de la UNT es la dignificación de la vida de las familias trabajadoras, entendiendo que el trabajo en la informalidad, sostiene a la mayoría de la población mexicana, constituyendo más del 50% de la Población Económicamente Activa (PEA) con más de 30 millones en esa condición.

Decimos que es un mecanismo de supervivencia, pues sin esa alternativa propia y autogestionada, la miseria llevaría literalmente al suicidio a muchas familias que sin alternativas de trabajo digno (decente) vivirían en la precariedad total.

Vale la pena mencionar que buena parte de la población registrada con empleo formal, en empresas formales, realmente viven en condición de informalidad total: sin salario, sin prestaciones, sin libertad sindical y se llega al extremo de pagar al patrón por trabajar, como es el caso de los despachadores de gasolina o los camareras y meseros (meseros decimos en México) quienes pagan una cuota diaria al patrón en función de su productividad. Entre más venden y facturan, más pagan, pues la cuota está determinada por el total de su venta, convirtiendo a este gremio en un ejemplo de explotación máxime en el sistema neoliberal mexicano.

El FAT entiende que el combate contra la informalidad implica la búsqueda de una vida digna, con trabajo digno y plenos derechos, lo cual nos lleva tanto a enfrentar al corporativismo sindical y sus centrales, como a encontrar alternativas autogestionarias de organización y trabajo.

Un caso emblemático lo tenemos en la región denominada Comarca Lagunera, en el norte de México, que incluye una zona compartida por dos estados de la Repú- blica Mexicana, Durango y Torreón.

En esta región, un grupo de militantes del FAT inició la lucha por el derecho a la vivienda, procurando espacios dignos donde construir sus propias casas. Esta lucha consiguió el establecimiento de al menos tres colonias, en los cuales se asentaron cientos de familias. La lucha continuó con la exigencia de derechos básicos como electricidad, agua, drenaje, escuelas, entre otros.

El centro de acción y organización se fue construyendo poco a poco hasta conformar lo que ahora se conoce como Frente Obrero Campesino Estudiantil y Popular (FOCEP) que como miembro del UNT, atiende la responsabilidad de la presidencia colegiada de UNT en la Comarca Lagunera.

FOCEP es un centro de Organización y Formación Sindical, Cooperativa y Comunitaria en la Comarca Lagunera, es una instancia de organización multisectorial 84 Experiencias sindicales de formalización mediante Organización Sindical y Diálogo Social en América Latina y el Caribe de importancia estratégica y por su experiencia en formas de organización alternativas a los sindicatos en las empresas, las posibilidades de expansión del FOCEP hacia nuevas ramas de la industria y otros espacios de organización no sindical se están identificando y valoramos que se puede avanzar de manera sustantiva en el mediano plazo.

En las colonias se lucha en contra del incremento de los impuestos a los más pobres mientras se condona de los mismos a los más ricos del país, y la recaudación de impuestos no se concreta en el mejoramiento de servicios básicos, sino que insultan las noticias sobre corrupción de funcionarios y políticos, sin descontar los altos sueldos a costa de estos impuestos o el incremento del costo de agua potable para las viviendas; las colonias agrupadas, y sus habitantes, a quienes no solo se atiende en materia de servicios básicos, sino también en asesoría en materia de equidad de género, derecho civil, laboral y penal son, hasta el momento, pues su influencia sigue creciendo: Colonia 5 de Mayo, Colonia Lázaro Cárdenas, Ampliación Lázaro Cárdenas, Colonia Agrícola Granja Nazas, Colonia Estación Antiguo Noé, Colonia Parque Hundido, Colonia FOCE, Campamento FOCE, Colonia Los Ángeles, Lerdo, Colonia Los Sauces, Lerdo, Colonia Agrícola Popular Durango, Colonia Mayagoitia, Colonia Buendía y Colonia Palo Blanco.

La organización de las colonias permite hacer frente al problema del agua, se disputa ante las autoridades locales el uso del agua a las empresas productoras de lácteos en la zona; otras acciones realizadas son el apoyo con la venta de productos agrícolas a campesinos y pequeños productores a mejores precios. En el sector de la economía social se siguió una estrategia de resistencia ante la adversidad.

En la cooperativa que fabrica ropa de Ceballos, ante las dificultades para competir con una marca propia, se había optado por maquilar pantalón para marcas internacionales. Al disminuir el mercado de maquila en la región, fue necesario retomar con paso cauteloso el lanzamiento de la marca propia Ceballos Jeans.

Los grupos de campesinos caprinocultores continúan con su actividad como proveedores de grandes empresas como Chilchota y Coronado, y con el proyecto de conformar una empresa de lácteos caprinos propia.

Con el Sindicato Nacional del Transporte, conseguimos que el registro, que realmente es un mecanismo de control de gobierno sobre los sindicatos, permitiera la sindicalización de trabajadores por cuenta propia, iniciando con esto procesos de organización de sectores no organizados o atrapados en las redes corporativas controladas por el estado, estableciendo al menos tres organizaciones sindicales de este tipo: Sindicato Progreso, Sindicato de Ecotaxis y Sindicato antes de Sitios y Rutas.

El Sindicato Nacional del Transporte ha permitido lograr avances sustanciales. La movilidad en las zonas urbanas mexicanas de cierta importancia económica se está convirtiendo en un problema; el antiguo esquema de concesionar a propietarios individuales de unidades de transporte el servicio en diversas ramales está en proceso de transformación, estas concesiones a pequeños propietarios son retiradas de manera paulatina para abrir paso a grandes empresas del transporte.

Esto detona una serie de conflictos a nivel nacional, que poco se ven pero que en los últimos años cobran relevancia, los trabajadores del transporte por su cuenta en las ciudades se tienen que enfrentar a los cambios de políticas de los gobiernos locales. En el caso de la zona de influencia del FOCEP, el sindicato ha permitido hacer frente al gobierno, logrando frenar la intención de quitar los permisos para el servicio de taxi a los afiliados.

Este conflicto, que tuvo su punto más álgido en el año 2014, permitió que alrededor del Sindicato se aglutinaran otras agrupaciones de taxistas de la zona, de modo que se formó un movimiento común en la zona que ha detenido hasta este momento la intención del gobierno del estado. Un caso similar se da en el estado de Chihuahua, donde se logra que los taxistas mantengan su registro y este año están luchando por abrir nuevos espacios para los taxistas. Transportistas de la sierra de chihuahua que ofrecen el servicio a las empresas de la zona tienen un mecanismo de defensa ante los abusos, y tienen la capacidad de defender sus intereses frente a la autoridad estatal. Entre los propios colonos organizados los fotógrafos callejeros conformaron el Sindicato de fotógrafos Manuel Buendía, mientras que los músicos callejeros hicieron lo mismo con el Sindicato de Músicos José Revueltas. La derrama económica de las fiestas y ferias locales, que atrae a cientos de desempleados a trabajar en cualquier condición cambió con la conformación del Sindicato de Trabajadores del Palenque, y las Uniones de Comerciantes ambulantes y de Vendedores de Cerveza. Estos sindicatos permiten que los afiliados trabajes en mejores condiciones de seguridad en los eventos dados los serios niveles de violencia, la agrupación de los trabajadores permiten lograr “ganar” espacios en los eventos y que el trabajo sea relativamente más constante.

En Ciudad Juárez, Chihuahua, se trabaja de manera similar, se ha logrado conformar un grupo de limpiadores de calzado que tienen un lugar seguro para trabajar en el centro de la ciudad, el grupo es reconocido por la autoridad municipal, los compañeros reciben capacitación constante y asesoría; de manera similar opera la asociación de parqueros, acomodadores de autos en diversos lugares de la ciudad, la agrupación les permite que las autoridades les dejen trabajar en paz, y son escuchados ante las autoridades municipales.

En la zona de Jiménez, Chihuahua, opera el Sindicato de Recicladores, este grupo además de ser reconocido por la autoridades municipales con interlocutores y que pueden trabajar sin ser molestados en los basureros municipales permite que los compañeros puedan vivir con unas condiciones más dignas, ya que el trabajo de selección para el reciclaje, es visto en el país como un trabajo “inferior”.

El año pasado, los compañeros lograron que su registro sindical que era de carácter local sea extendido a estatal, de modo que es posible hacer alianzas con recicladores de otras partes del estado. Otro grupo similar se ha establecido en Silao, Guanajuato, ellos logran trabajar sin problemas y en relativamente buenas condiciones de trabajo, el ser reconocidos por las autoridades municipales les permite que desde el inicio de 2015 estén negociando con las autoridades municipales la concesión de una fracción de terreno en el basurero municipal para establecer una planta de selección de material y vender a mejor precio la basura seleccionada.

El sector de Economía Social agrupa diversas cooperativas y proyectos cooperativos en varias partes de la República Mexicana, siendo estos de ahorro y préstamo, producción de bienes o servicios y consumo. Los grupos existentes tienen presencia en Saltillo, Coahuila; Puebla; Monterrey; Tepic; Cd Juárez, Durango, Querétaro y Ciudad de México. La idea es promover un cooperativismo participativo, horizontal y solidario, donde sean todos los integrantes de las cooperativas quienes se encarguen de todo su funcionamiento, desde la toma de decisiones hasta el reparto de beneficios y responsabilidades. A diversas cooperativas y proyectos se les apoya con formación y capacitación en temáticas cooperativistas. Buscamos generar una nueva economía a partir de la relación directa entre productores, distribuidores y consumidores de bienes o servicios, basada en los valores cooperativos, de la economía social y solidaria, así como de la autogestión, de esta manera participamos con muchas otras personas, cooperativas u organizaciones (desde hace dos años) en el desarrollo de una Red de solidaridad, lo cual nos ha permitido reunir alrededor de entre 100 a 150 proyectos en un proceso de construcción colectiva, los cuales sin estar integrados al F.A.T. representan un punto de apoyo mutuo para actividades concretas, desde el acompañamiento y solidaridad con las mujeres en huelga de Maquilas Cartagena hasta la promoción compartida de los productos o servicios cooperativos y en la realización de eventos, charlas y conferencias. Editamos la Revista COOPERANDO, primera revista en México, especializada en temas cooperativos de la economía social y solidaria así como de la autogestión. Editada, diseñada, impresa y distribuida por cooperativistas de forma autogestionada.

En el plano internacional se está promoviendo una alianza de colaboración con diferentes proyectos cooperativos en la ciudad de Chicago, con el fin de desarrollar una red de solidaridad cooperativa en esa ciudad y promover el trabajo de las cooperativas del F.A.T. en otros lugares así como la promoción y comercialización de productos y trabajos conjuntos. Experiencias sindicales de formalización mediante Organización Sindical y Diálogo Social en América Latina y el Caribe 87 Hay un par de factores muy importantes que se deben considerar para valorar la importancia de estas pequeñas organizaciones: • Las zonas donde operan: Ciudad Juárez y Ciudad Jiménez en Chihuahua y la zona de la Laguna en Durango, son lugares donde los niveles de violencia son enormemente elevados, zonas de operación del narcotráfico, donde una parte de la población ha emigrado y las condiciones de vida en general se han degradado. • Tradicionalmente el trabajo en el sector informal, al igual que los sindicatos, es un botín para algunas personas al servicio del estado y partidos políticos, los trabajadores informales deben aportar “cuotas” para poder ejercer su actividad sin ser molestados por las autoridades o los “líderes”. Además del pago para poder trabajar están obligados a hacer actividades diversas según las necesidades de los líderes. • Las pequeñas organizaciones rompen con esta dinámica, son agrupaciones democráticas que les permiten tener interlocución con las autoridades, les permiten trabajar sin ser molestados y son una protección para no involucrarse con el crimen organizado.

Compartir en:
Posted in Análisis and tagged , , , , .